Escrito por María José Marconi.

Otis Littlefield, representante de la oficina Morrison & Foerster San Francisco, ofreció una charla sobre propiedad intelectual relacionada al proceso de aplicación y gestión de patentes en el campus Antonio Varas. El encuentro fue organizado por la Vicerrectoría de Investigación y Doctorado (VRID), en el marco del desarrollo del Plan de Mejoramiento Institucional PMI UAB1301. 

_mm_0742-copiaEste viernes 1° de septiembre la Universidad Andrés Bello (UNAB) recibió la visita de Otis Littlefield, socio de Morrison & Foerster, una empresa con presencia global que presta asesoría en temas de propiedad intelectual, litigios sobre patentes, finanzas e industria.

La UNAB sostiene un acuerdo de colaboración con Morrison & Foerster desde 2015, con el cual se ha fortalecido el proceso de preparación de patentes complejas desde la institución a través de una mejora en la estrategia de patentamiento.

El vicerrector de Investigación y Doctorado, Dr. Ariel Orellana, dio inicio a la presentación del especialista señalando el aumento del conocimiento y la técnica en estos tópicos como algo de gran importancia para el país. Otis Littlefield se refirió a los servicios y área de acción de la empresa, dando a conocer los lineamientos y buenas prácticas que deben seguir los procesos de patentamiento según el modelo utilizado en Estados Unidos.

Contexto UNAB

Morrison & Foerster trabaja con universidades de todo el mundo encontrando maneras de desarrollar las respectivas iniciativas, afinando los objetos de patente desde sus inicios y prestando asesoría legal y técnica hasta su revisión.

_mm_0755-copiaDesde su experiencia con universidades e instituciones chilenas, entre ellas la UNAB, destaca los esfuerzos que se están haciendo en materia de innovación, a la vez que se realizan los procesos necesarios para aplicar patentes y llevar estas innovaciones al resto del mundo. En el mejor de los casos, las patentes generan ingresos para las universidades e instituciones, ayudando a continuar el ciclo.

En el caso de los investigadores que inician sus carreras o los emprendimientos basados en la innovación científica y tecnológica, Ottis Littlefield aconseja formar redes, conocer otras iniciativas similares, potenciales inversores, etc. “Lo mejor que pueden hacer es darse a conocer; interactuar con la mayor cantidad de personas en la industria y generar esos contactos.”

Finalmente, para fortalecer la innovación en las universidades propone considerar una mirada interna que permita conocer muy bien las condiciones, recursos y potencialidades propias. Al mismo tiempo, una mirada externa para dimensionar los alcances de una idea y sus proyecciones, y con ello enfocar esfuerzos en base a lo que necesita y busca la industria.