Fortalecer y generar vínculos permanentes entre las instituciones regionales que realizan actividades de investigación, desarrollo e innovación y el tejido empresarial local ha sido uno de los objetivos del programa de la Semana de la Innovación 2016, organizada por el Gobierno Regional de Aysén, el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) y CORFO, y que se llevó a cabo entre el 21 y el 25 de noviembre.

presentacion

Por este motivo, en la diversa cartera de actividades, se incluyó una jornada que reuniera a representantes de pymes regionales, emprendedores e investigadores. Durante el encuentro, Miguel Rebolledo, Jefe de la Unidad de Emprendimiento de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad Andrés Bello, dictó la charla “Identificación de desafíos para la vinculación ciencia-empresa“, señalando que “El desafío de los centros de investigación y de las universidades es tener una oficina unificada que permita traducir y entender lo que las empresas quieren, y así tener la capacidad de conectarla con los investigadores, lo que permitiría una experiencia en que todas las partes involucradas crecieran”.

El profesional de la UNAB también destacó que una de las principales problemáticas para lograr una exitosa vinculación ciencia-empresa en Chile, es que los profesionales del mundo científico, una vez finalizados sus doctorados, prefieren incorporarse a las Universidades o Centros de Investigación y no a las empresas, pues sienten que existen intereses contrapuestos y faltan instancias para generar un lenguaje común.

Por su parte, Eduardo Aedo, presidente de Ciencia Aysén, destacó que “Las capacidades que actualmente tenemos en la región en materia de investigación, son notablemente superiores a las que teníamos diez años atrás. La creación del CIEP por ejemplo, marca un antes y un después en materia de número de doctores, y personal de investigación. Llegó también el aporte de la Universidad de Magallanes y ahora de la Universidad de Aysén, por lo tanto, estamos más preparados para responder a las demandas que surjan del sector público privado”.

Durante la actividad, los asistentes tuvieron además la oportunidad de participar en mesas de trabajo divididas en tres sectores: Silvoagropecuario, Pesca y Acuicultura, y Turismo. Entre los participantes, se contó a las Universidades Austral,  de Aysén, de Magallanes, junto al INFOR, INACAP, IFOP, INIA, INCAR y el CIEP. El objetivo fue relacionar investigadores con nuevos emprendimientos productivos, generar alianzas y la vinculación permanente con diferentes actores para aportar al desarrollo empresarial local.